Archivos Mensuales: enero 2012

Mi fofucha Campanita, o Tinkerbell.

P113P114P115P118P116P117

Dentro de unos días tendremos un curso de fofuchas en El Rincón de las Manualidades, en Valencina de la Concepción.
La fecha de inicio está pendiente de confirmación, pero, inicialmente, está previsto que empiece el jueves 9 de febrero.
Esta es la fofuchita que vamos a hacer. Cuando tenga algo de tiempo, lo intentaré con el resto de las amigas de Campanita.

Anuncios

Fofucha dentista.

P99P100P97P98

La semana pasada conseguí unos pliegos de foamy estampado. Me servirán para matar el gusanillo mientras llega el foamy que han encargado en “El Rincón de las manualidades”, en Valencina. Espero que llegue con el pedido que han realizado para el curso de fofuchas que, si todo va bien, empezará el segundo jueves de febrero. Haremos a Campanilla. A mi hermana (por cierto, ¡felicidades, Javier!¡Qué tres añitos tan lindos, madre mía!) le va a encantar.
Esta es una fofuchita dentista para Marta, que lleva una de las clínicas dentales del pueblo, y además es la mamá de un bebé que va a la guarde con mi hijita.
La terminé anoche, y la he entregado esta mañana. No me gusta tenerlas en casa mucho tiempo, porque les cojo cariño.
En cuanto termine a Campanilla, la subo al blog.
¡Saludos!

Lechuzas de foamy

P78P77P79

Hace unos días, una de las blogeras (¿Con una “g” o con dos?) a las que sigo, concretamente Crys Silva, puso unas preciosas lechuzas en un post, hechas con restos de foamy estampado. Yo no les hice mucho caso, aunque me encantaron, porque pensaba que con el foamy normal no iban a quedar tan bonitas, pero……¡He encontrado foamy estampado! Me ha costado, pero lo conseguí, y espero conseguir más. Así que, entre las primeras cosas que he hecho con la nueva Goma EVA están las lechuzas de Crys Silva, con lo moldes de Kelly Evar’ts, que es otra blogeras a la que sigo. Ellas las llaman “corujas”.
Son muy pequeñas. Las voy a usar para hacer broches y coleteros.
Ya veremos lo que le duran a mi hijita.

Fofulápices para Sandra.

P51P53P52P55P54

Hoy mi hijo Adrian tiene un cumpleaños, en un sitio llamado Camelot.
Gracias a Dios, este año lo lleva su padre. Y digo eso porque los padres de la niña son encantadores, los niños lo pasan estupendamente, y ponen canciones infantiles de cuando yo era pequeña y eso siempre me emociona, pero, por alguna razón, acabo deshidratada. Más seca que una castaña pilonga. No recuerdo haber tenido nunca, en toda mi vida, tanta sed como en Camelot.
Y no es por falta de agua:
La primera vez, hace dos años, me tomé dos refrescos, y más de dos jarras de agua (cinco o seis vasos). La segunda vez evité los refrescos, por si era culpa de las burbujitas, pero de nuevo me quedé sequita, y cayeron tres jarras y pico de agua ( cerca de diez vasos), y aún así, cuando al final del cumpleaños salió el dragón Camelot, me descubrí mirando con ojos golosos el vaso de agua de mi hijo.
En fin, que este año no me toca.
La homenajeada se llama Sandra, y cumple seis años.
Le vamos a regalar dos fofulápices y un cuaderno con la portada de corazoncitos.
Estos son los fofulápices. Tienen alas con corazones perforados, y antenas.
¡Saludos!

Fofucha peluquera……

P32P30P29P31P33P34

Hoy es 5 de enero.
Escribo este post antes de levantarme, desde la cama. Quiero disfrutar de estos minutos de tranquilidad, antes de enfrentarme a dos niños con los nervios vueltos del revés. Emocionados. Impacientes. Ilusionados como sólo los niños pueden estarlo.
Definitivamente, va a ser un día intenso.
La única que tal vez esté tranquila es la niña, que es demasiado pequeña aun.
Yo también estoy nerviosa. He escrito mi carta, y, como he sido razonablemente buena, creo que algo me traerán.
Conservo gran parte de esa ilusión que tenía cuando era una niña, y disfruto como una enana en la cabalgata.
Los camellos de los Reyes Magos están ya tan cerca que casi se pueden oír y oler.
Mi hijo mayor ya está levantado. Le escucho en la planta de abajo. Tengo que ir poniéndome en marcha.
Esta es una Fofuchita que terminé anoche. La empecé después de acabar un fofucho para Eva, una compañera de mi marido. Su fofucho no lo puedo poner de
momento porque es un regalo, y el interesado no lo ha visto todavía.
Pero esta sí.
Es una dulce fofuchita peluquera, que le voy a llevar a Merche y Maribel.
Que los Reyes Magos nos traigan el espíritu positivo que necesitamos para hacer del 2012 un año lleno de cosas buenas.
¡Feliz noche de Reyes!