Fofulápices para Sandra.

P51P53P52P55P54

Hoy mi hijo Adrian tiene un cumpleaños, en un sitio llamado Camelot.
Gracias a Dios, este año lo lleva su padre. Y digo eso porque los padres de la niña son encantadores, los niños lo pasan estupendamente, y ponen canciones infantiles de cuando yo era pequeña y eso siempre me emociona, pero, por alguna razón, acabo deshidratada. Más seca que una castaña pilonga. No recuerdo haber tenido nunca, en toda mi vida, tanta sed como en Camelot.
Y no es por falta de agua:
La primera vez, hace dos años, me tomé dos refrescos, y más de dos jarras de agua (cinco o seis vasos). La segunda vez evité los refrescos, por si era culpa de las burbujitas, pero de nuevo me quedé sequita, y cayeron tres jarras y pico de agua ( cerca de diez vasos), y aún así, cuando al final del cumpleaños salió el dragón Camelot, me descubrí mirando con ojos golosos el vaso de agua de mi hijo.
En fin, que este año no me toca.
La homenajeada se llama Sandra, y cumple seis años.
Le vamos a regalar dos fofulápices y un cuaderno con la portada de corazoncitos.
Estos son los fofulápices. Tienen alas con corazones perforados, y antenas.
¡Saludos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s